Charlas acerca del amor…

Hoy en la facu durante el recreo, luego del frenesí del parcial de Estética, me encontré charlando con dos compañeros acerca del amor… Todo comenzó cuando mi compañero (al que llamare M. por si no quiere ser mencionado acá), me hizo un par de preguntas acerca de una materia que curse el cuatrimestre pasado, y el no. Las preguntas eran de lo mas sencillas, pero hace meses que estoy demasiado dispersa, con menos memoria y concentración…  En fin, un desastre, ya que no recuerdo ni lo que hice la semana pasada, por lo cual el me miro extrañado, y luego divertido: ¨Estas enamorada…¨ me dijo, y sonrió  ¨¿Yo? No, nada que ver. Este año estoy terrible, no se que tengo. Sera algún problema fisiológico/mental, pero definitivamente amor no es¨. Nos reímos y en esos momentos entro al aula D., mi compañera.

Y en ese contexto se dio la charla/debate. ¨Estar enamorado es malo¨, lanzo M., y con D. nos miramos casi escandalizadas. ¨¿Que decís? Estar enamorado es hermoso¨, replico mi compañera, y yo asentí sonriendo. ¨No, no. Estar enamorado te idiotiza. Se te cae la baba, no estas en pleno uso de tus facultades¨, M. exponía su visión casi pesimista acerca del amor, y yo me reía por sus ocurrencias. ¨Si, todo lo que decís es cierto, pero de todas formas es hermoso¨, dije, y D.agrego: ¨Claro. No te importa nada mas que la otra persona. Desaprobas un parcial y no te importa, te echan del trabajo y no te importa… Solo te importa la otra persona. Haces cosas que jamas hubieses hecho…¨. ¨Si, pero cuando te pasa a vos solo es feo. Cuando el otro no te corresponde es feo, y te la pasas escribiendo poemas…¨, el punto de vista de M. discernía mucho con el nuestro, el femenino.

¨Pero cuando es correspondido es hermoso¨, rebatíamos nosotras.

¨No, el amor lo siente uno, de a uno. Es cosa de uno solo¨, sostenía el.

¨No, el amor es de a dos. No podes enamorarte de alguien a quien no concoces¨. D. se debatía entre la incredulidad ante las palabras de M. y la risa. Yo escuchaba, casi sumergida en mis propias ensoñaciones. ¨Debes tener proyectos en común con la otra persona, tener gustos en común.¨, seguía ella, y yo reflexionaba…

Y allí M. coincidió con nosotras. ¨Si, conozco una pareja, ya grande, con hijos crecidos y todo, que comparte gustos y se llevan muy bien¨, comento.

Y eso derivo en el tema pasión, con lo que todas las formas de usar la palabra implica: Cuanto dura en una pareja, como desaparece, como mantenerla luego, a través del paso del tiempo. Con afinidades en común, decíamos, con charla… mucha charla (debo admitir que al oír esa palabra se me hizo un nudo en la garganta, jaja), con proyectos de vida…

Y en eso estábamos cuando el resto de nuestros compañeros ingreso al aula. El recreo había finalizado. Todos ocuparon sus puestos y nos preparamos para la segunda parte de la clase. Yo quede con ganas de continuar hablando, largo y tendido. Es que, acerca del amor, hay tantas cosas por decir, tantas otras por discutir, y otras tantas por compartir…

 

Anuncios

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s