No quiero

Está sucediéndome otra vez y no quiero. ¿Qué hago: trato de hacerme la superada y seguir sin mirar atrás o me estanco en este preciso instante para quedar inmortalizada como una persona feliz?

Creo que no merezco estas alas. Tengo las mejores del mundo, las más veloces, las que llegan más lejos, las más resistentes, y no se aprovecharlas. Quizá no merezco estas alas…

Quizá está en mi esencia ser melancólica. No estoy tan equivocada cuando dudo de los momentos felices: se me antojan como una broma pesada de alguien que no puede verme feliz. Quizá deba acostumbrarme a ser así, aunque duela. Y quizá sea mejor hacerlo sola. Nadie tiene la culpa de que yo sienta todo esto.

Quizá sea mejor huir de este sentimiento. Quizá sea mejor detenerme a tiempo. No quiero volver a sentir, en caer en la trampa de una felicidad evanescente.

Quiero dejar de sentir. Quiero dejar de sentir. Quiero dejar de sentir.

Aunque me veas fuerte, sigo siendo una pluma en un huracán…

Anuncios

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s