Un mal sueño.

Desperté en medio de una pesadilla. De esas que te dejan inmóvil por unos cuantos minutos y que no te dejan con valor para volver a cerrar  los ojos y volver al mundo de los sueños. Esas pesadillas que debés procesar una y mil veces para comprender que sólo fue eso: un mal sueño. Aunque no podés dejar de pensar que quizá algún día ese breve relato en imágenes pueda volverse realidad…  y éso es, precisamente, lo que más aterra…

Anuncios

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s