Archivos Mensuales: junio 2013

Hasta mañana.

Estándar

Buenas noches, hasta mañana. Quizá el día que está por comenzar no vaya a ser el mejor de tu vida… o quizá si. Puede que llegues a sentirte en la cima del universo, o el moho que crece bajo una roca cerca del río. Puede que sigas siendo una persona más o que te transformes en alguien distinto. Mañana puede ser un gran día. De una u otra manera, será solo tuyo…

Fotografía.

Estándar

Te arrimaste a la ventana y encendiste un cigarrillo. Yo te observé desde lejos porque el humo me hacía mal y para además poder contemplar la manera en la que los últimos rayos de sol jugaban en tu pelo, tornándolo un naranja cobrizo.

De repente te diste media vuelta y tus ojos se encontraron con los míos, mientras yo jugaba con las bolitas que se le habían formado a la frazada. Me sonreíste e inmediatamente me sentí viajar en el tiempo, a aquel primer día en que me habías sonreído. La imagen era única, la composición demasiado bella.

Hubiese querido que permanecieses así por una eternidad…

Pequeñas coincidencias (Primera Parte)

Estándar

Ni siquiera yo sabía lo que buscaba en aquel lugar: divertirme, olvidarme, conocer, conocerme, buscar… ¿encontrar? Puede ser, pero no sabía muy bien qué. Quizá alguna distracción, algo tan pasajero como inofensivo. Algo para hacerme olvidar el espanto del abandono.

No quiero alardear pero dentro las posibilidades las mías eran muchas… pero ninguna satisfactoria. Fui dándome cuenta de a poco que yo seguía siendo yo, y que definitivamente aquel no era mi sitio, donde todos buscaban lo que yo en un principio (algunos directamente, otros con más cobertura y disimulo). Entonces decidí irme, no sin antes darme una última chance (el tiempo me sobraba y la pequeña llama de ilusión -desesperación (?)- que conservaba me impulsó al dar un último paso).

Y ahí apareció, casi como una broma de mal gusto, casi como diciendo ¨¿Pensabas irte con las manos vacías?¨. Y me quedé. 

Debo confesar que no me costó demasiado exponerme a lo que sea. No fue mi culpa: las circunstancias me llevaron a querer demostrarte mi persona casi de inmediato. Y si todo salía mal, no me importaba. Aquello no era más que un entretenimiento… o eso pensaba hasta el fin de la primera charla. Esa que duró tanto como mi mente me permitió permanecer despierta aquella noche. Y desde ese día, algo en mí cambió.

Me dí cuenta de tantas cosas en tan poco tiempo que salir a flote desde las profundidades me dolió un poco. Me hizo llorar un poco (de felicidad, de tristeza, de impotencia, de todo un poco). Supe que todo aquel tiempo había estado equivocada, viendo cosas que no existían y diciendo otras tantas que no eran. Supe que podías devolverme todo lo que había perdido en aquel corto pero durísimo camino.

 

CONTINUARÁ…

In between.

Estándar

Ya está todo dicho. Pero ahora… ¿De qué mierda me disfrazo, carajo?

Arriesgué y más que ganar creo que estoy al borde del empate. No se si me hubiese gustado más perder, o incluso seguir conservando el silencio y las apariencias. 

En fin… tiempo al tiempo, dicen…

bla bla bla…

Estándar

Esta noche pienso pasarla diciendo incoherencias. Riéndome de las pavadas que digo mientras culpo al sueño y al cansancio acumulados.

Pienso invadir tu cabeza con mensajes confusos que no querés entender del todo, mientras te hago pensar demasiado a través de múltiples indirectas bastante obvias. Porque esta noche quiero hacerte saber eso que creo ya sospechás hace un tiempo, desde que comencé a darme a conocer en mi verdadera forma.

Puede que el miedo te haga retroceder los pasos que, vacilante, lograste dar casi en la oscuridad de mi supuesta indiferencia. Pero, como complemento, pienso desbocarme de manera abrupta y decir cosas que jamás volveré a repetir.

Así que prestá atención y estate alerta. Porque esta puede ser una ocasión única en un millón (No. Ni siquiera en un millón. Así que imaginate…). Porque puede que el sueño y el cansancio me hagan delirar un poco, pero la realidad me hace vacilar demasiado. Y aunque ambos se disputen mi cordura, siempre la razón prevalecerá sobre mis emociones.

bla bla bla…

Un poco más de lo mismo (nada nuevo bajo el Sol…)

Estándar

Podría dejarte. Podría desaparecer de tu vida tan rápido como cuando aparecí en ella. Podría tomar el camino más fácil en intentar olvidarme de vos. Ya he olvidado antes y creo poder hacerlo de vuelta…

…Pero pienso un poco más y se que no. Porque esta vez es diferente, esta vez es perfecta. Sin embargo, el miedo no cesa…

Nada ha cambiado.

Estándar

Te supe cerca y por un momento sentí que no tenía corazón.

Salí a esperarte a la helada calle con una bufanda tejida como único abrigo. Prenda que tejí y destejí cual Penélope moderna mientras te esperaba con ansias. Pero nunca apareciste.

Sin embargo, todo sigue igual. Aún conservo esas ganas reprimidas de susurrarte mil cosas al oído, entre sonrisas que saben cada palabra que se dirá luego. Y aunque el tiempo haya pasado, te conservo en mi memoria como desde una fotografía. 

Tus ojos brillan siempre en mis recuerdos. Y tu boca sonríe como nunca te he visto hacerlo. Podría decirse que te he idealizado. Quizás. Porque ese es el primer paso de lo que sabemos que viene luego.

 

Nada ha cambiado. Podría decir que todo se ha profundizado, así como también mi incertidumbre…