Algo.

Nada por aquí, nada por allá.

Solo ves lo que esta frente a tus ojos, y tu vista siempre miente cuando me observa.

Puedo ser lo que quieras, hoy, manana y hasta cuando te de la gana. Puedo ser lo que quieras porque simplemente soy nada. Puedo ser fuego y devorarte entre mis llamas. Puedo ser las olas que te ahogan cuando embriagan. Puedo ser el aire que se lleva tus ideas dispersas, puedo ser el suelo que te golpea seguido de tus tropiezos.

Soy todo. Soy nada.

Anuncios

Florecer.

Podríamos florecer esta primavera…

Ser como esos arboles que se plantan cerca pero separados, crecen cielo arriba cada uno por su cuenta y en un momento determinado sus ramas se unen misteriosamente y quedan enlazados hasta que el hombre lo permita.

Podríamos florecer esta primavera y germinar como las plantas de dos porotos atrapados entre el vidrio y el papel secante en las manos de algún infante, encontrarnos a la vuelta del frasco e intentar alcanzar a la par la luz del Sol.

Podríamos florecer esta primavera y echar tantas raíces por debajo del suelo como podamos, arraigarnos juntos desde la oscuridad y ser hermosos bajo el cielo y sobre la tierra.

Podríamos ser de la naturaleza que quisieras: desde olmos imponentes hasta bulliciosas hortensias. Desde herméticos cactus hasta relajadas plantas rastreras.

Quiero compartir tu tierra y beber tu misma lluvia. Quiero sentir tu dolor cuando alguien corte alguna de tus ramas o arranque alguna de tus hojas. Quiero llorar sobre vos cuando alguien olvide regarnos y que, cuando la hora haya llegado, secarnos juntos hasta desaparecer…

Partir.

Casi el fin de un ciclo que paso demasiado rápido. El mismo lugar que se ha ido deteriorando en si mismo y a quienes estuvimos bajo su techo. Un lugar que si bien quiero dejar se que voy a extrañar… pero no como casa sino como hogar, con su fría calidez y sus defectos.

Se que una parte de mi siempre va a permanecer entre estas cuatro paredes, las lagrimas en las paredes, las huellas en el suelo. Se que al momento de partir voy a dejar encerrado un ultimo suspiro antes de cerrar la puerta de entrada por ultima vez.

Cierro los ojos y veo un colchón inflable en el suelo, una mesa naranja con dos banquetas en la esquina del ambiente para captar una senal de wifi que nunca funcionaria, una planta sobre la heladera que no sobreviviría mucho tiempo desde la llegada a la casa de una mascota felina.

No me llevo de este sitio mas que recuerdos de todo tipo y la mitad de mis pertenencias.

Me mudare de la mano de la nostalgia.